EL CAFÉ DE ESPECIALIDAD ES LO DE HOY

 

"Delicioso, amigo. No me esperaba menos... Después de tomar su café... me pregunté qué chin#@∂øs he estado tomando estos años?"

Es fácil engañar al ojo, pero al paladar no. Más allá de características como la región, la altura, la variedad, el proceso, los filtros de calidad y el puntaje de catación. Un café de especialidad puede distinguirse fácilmente de uno del montón con tan sólo probarlo.

En las degustaciones que organizamos nos gusta hacer ejercicios en los que, a ciegas, pruebes nuestras variedades de café de especialidad contra un café regular o "commodity". El 100%, ha podido distinguir el café comercial de los de especialidad.